Deja un comentario

Persona…

0c

Se levanta y prende un cigarro, le ve dormir hecho uno, un bulto entre las sábanas y el cobertor.

La duda viene a la mente: ¿cuánto tardará en darse cuenta que es un juego?

No le odia, no le quiere, no hay amor; atracción sí, pero solo eso. En la cama son uno, fuera de ella son dos completos desconocidos que si se ven en la calle, ni siquiera se saludan.

No niega sentir cariño, pero de cariño no se vive, el mismo cariño que siente por el perro que por la persona que duerme en su cama. Y no es amor, eso lo tiene muy claro

“Primero está mi pareja, yo soy inmune, yo no cuento” la frase que se repite hasta el cansancio. No le mira por temor a sentir el remordimiento. El saber que no le quiere como quisiera o como debiera. O como creen que le quiere. Nada de eso existe, es una ayuda, un paliativo, un “mientras encuentra a alguien que le quiera como debería”

Vuelve a la cama, se acurruca a un lado, le besa la nuca. Promete, para sí, nunca volver a tener una pareja fija; no funciona en la monogamia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: