Deja un comentario

La princesa pelona.

1374330_10200635740032757_1048350077_n

Sobreponerte de perder a alguien que amas es duro, pero pasar por 2 pérdidas es horrible.

Hace un año perdí a mi princesa pelona. Un rechazo al trasplante de médula logró lo que no hicieron las quimios, radiaciones, medicamentos y meses en el hospital: llevársela.

Mi princesa a sus 9 años era una guerrera. Nada borraba su sonrisa ni su buen humor, era bella y aunque pelona, nunca perdió el glamour: labios pintados, uñas estridentes y perfume con brillos, para resaltar más.

Era mi heroína, logró superar grandes batallas sin rendirse y creo que todo radicaba en que, al tener poco cabello, se detenía poco a pensar en peinarse y lo dedicaba a vivir: ideando la próxima travesura o soñando con el doctor guapo.

Hoy la emulo y corto mi cabello, poniendo fin a un ciclo lleno de cánceres emocionales que no me dejan avanzar, siguiendo el ejemplo de mi princesa: labios pintados, uñas estridentes y perfume con brillos. Aderezado con una sonrisa.

Sé que en algún momento nos volveremos a ver y de seguro se va a reir hasta el cansancio de mi corte, al final de cuentas compartimos el look.

Donde quiera que estés, sabes que te amo y que bendigo el día en que la vida decidió ponerte, aunque fuera un ratito en mi camino. Nos volveremos a ver y te aseguro que te vas a sentir tan orgullosa como yo lo estoy de ti.

Te amo preciosa, gracias por ser mi heroína.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: