Deja un comentario

Eso no.

Porque cada vez que juego, tengo miedo de apostar,
los dados estn cargados, no hay manera de ganar,
pienso que este juego apesta,
porque pierdo en cada apuesta, un poquito de dolor,
no es justo no soy perdedor.
(Fobia, no soy buen perdedor)

 

He apostado varias veces, y en todas pierdo. Pero siempre lleva una enseñanza.

Ya se justamente lo que no quiero. Y yo que pensé que había aprendido hace 7 meses pero no, la vida siempre me pone unas pruebas que aunque son justas y difíciles siempre llevan moraleja.

Ahora sé exactamente lo que no quiero. No quiero al lobo que se viste con piel de oveja y da consejos desde su “madurez” no quiero al incomprendido por la vida que busca su propia satisfacción, no quiero al pocos huevos que nunca ha aprendido a decir las cosas como son, no quiero al que sólo me utiliza y claro que no buco a alguien a quien le importa poco herirme de manera continua y que para él no valgo nada ni importanto en su vida.

No quiero a todos esos hombres, ya me cansé de darlo todo, de ser siempre la que va de frente, sin mentiras (o al menos no tantas) la que nunca engaña ni pone los cuernos pero siempre es la que luce la más grande cornamenta. No quiero ser a la que le dicen te quiero para después dejarla con un palmo de narices.

Quiero a alguien que aprecie lo que soy, que no intente cambiarme y sobre todo, que no le de frío que para algunas cosas (o para muchas) tengo más huevos que él. Quiero a alguien para el que sea algo más, alguien que me quiera así, tal cual, que después de ver lo rota que estoy se siga quedando, a alguien que no huya por tonterías y tenga los huevos bien puestos para decir las cosas tal cual son.

La vida me ha dado duras lecciones, pero la enseñanza que me llevo es que al final se bien lo que no quiero. Si alguien se merece estar en mi vida, en mi mente, en mi corazón y en mi cama va a luchar por estar. No soy la mejor, ni la más bella ni una persona fenomenal, se bien mis defectos y mis múltiples errores pero se bien que al final soy una persona honesta y con valores que sabe reconocer que la caga y que cuando se enamora (oh hermanos míos) se entrega por completo.

Se bien que no te quiero ni a ti, ni a él ni muchísimo menos a ti en mi vida.

Pd. Acepto personas que, aunque rotas, sepan definir bien lo que quieren porque yo, ya lo sé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: