Deja un comentario

El rey del Porno (o al menos de mis fantasías)

¿Qué si me gusta el porno?

Image

Claro que sí, soy de ese 1% de mujeres que aceptan abiertamente su gusto por la pornografía. Todas la ven, pero a muchas les da pena admitir que más de una vez han fantaseado con ser ellas las protagonistas de los videos que ven. Eso las haría ver mal ante la sociedad, o ante ellas o ante su pareja. En fin, a mí sí me gusta y no me da pena decirlo ni admitir que varias veces he fantaseado con ser yo la protagonista.

Actrices (¿en verdad actúan o solo fingen? ¿Les quedaría mejor el término de simuladoras?) hay muchas, pero actores reconocidos hay unos cuantos. Y entre esos está James Deen.

Acepto que James Deen se ha convertido en el dueño de mis fantasías, chicas, grandes y sucias. Tal vez sea que no entra en ese modelo de actor porno, es flaco, no muy guapo, no tiene medidas como las de Mandingo ni exuda testosterona como Nacho Vidal, pero tiene ese “algo” que lo hace realmente interesante. Es sensual y eso vaya que es raro en un hombre.

La sensualidad y los hombres no van muy relacionados, de hecho yo diría que es pobre su relación, tan pobre como mi cartera.

Pero James Deen, oh dulce, tierno, gracioso, cat-lover, sexoso, sensual, sádico James Deen. Para mí, el es el mejor, el único, altares deberían de hacerle, todas las mujeres rezando ante la imagen del hombre perfecto y sensual. No importa lo flaco, o lo poco dotado, alejen esas ideas, lo podemos pasar.

Y precisamente viene hoy a colación porque leí en mi página favorita de videos sexosos que unos tipos decían que James Deen era un actor sobrevalorado, que era puro mete saca sin sentido con él (¿qué no se trata el sexo en las pornos de eso, de puro mete saca?) y de ahí vino la reflexión, James Deen encarna todo lo qe los hombres no quisieran ser, él hace porno más friendly y no tan hardcore, es más la experiencia de novio que todas podemos tener a la máquina insaciable de falos extremadamente grotescos y grandes. Él siempre hace escenas sensuales, sin pretensiones, sencillas y vaya, demasiado eróticas.

Él se queda ahí, juega con la fantasía y no con la irrealidad. A mí me encanta, prefiero ver ese tipo de escenas a unas hardcore. (aunque no me molesta disfrutar en la vida real de ninguna de las dos)

En fin, yo seguiré fantaseando con James Deen a ver si algún día se me hace conocer a un hombre así, sensual.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: