Deja un comentario

El adiós…

“Toda la vida es trabajar, y despedirte de quien amas”

Decir adiós es una de esas cosas para las que nunca estás preparado.

No importa cuanta terapia lleves o cuanto lo estés planeando, el enfrentarte siempre es difícil.

Yo que soy una persona tan territorial, tan amarrada a las cosas sufro para dejar ir, para liberar todo. Soy tan soberanamente pendeja, que hasta lo que me hace daño lo quiero tener. No puedo, no es algo cómodo, el abrir las puertas y dejar que se escape es salir de mi zona de confort.

Pero, para que llegue algo mejor, hay que sacar la basurita.

Hoy digo adiós, no con odio, ni con rencor, digo adiós a todo eso que me hizo feliz un día, pero que hoy me hace sufrir. Te digo adiós, te dejo libre, te libero del yugo y las cadenas que te puse. Por fin puedes respirar tranquilo, por fin te liberaste de la fiera de tantos años.

Felicidades, ese es tu mejor regalo, mi adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: